Blogia
El blog del Santi

Los mundos de Amir

08-5-06
Tánger está guapo. Sí bueno, ¿no? Tiene su Medina, su playa, su puerto, los que están siempre abajo de mi keli con sus trapis. Pero entonces se mueve uno un poco más allá de Ashila y ve que todo puede estar más guapo. Llegué anoche a Meknes. Y se nota la jodida diferencia. El aire está más limpio, hay más árboles y menos mierdas por todas partes, lo que se ve de la medina parece molar más, y bueno, la keli del Amir es para dedicarle luego un cacho aparte. Las mierda de fotos que tiene en su espacio ese raro y que usa para demostrar que tiene keli, dan una impresión muy lejana a la realidad. Esta mañana, después del estupendo desayuno que me ha servido su vieja en cuanto he asomado por el salón, me he decidido a dar una vuelta. He entrado en el barrio de detrás de su keli, distinto al de delante (casa fronteriza donde las haya), a pasear por el zoco. He paseado durante media hora. ¡Y el jodido mayor aguileo que he sufrido ha sido que me han cobrado una naranja un poco cara! Nadie me ha dado la brasa con tamborcillos a 2 euros, ni 40 personas me han ofrecido hachís ("vengo hoy mismo de Ketama", "calidad cero cero", "nunca has fumado nada así"). Según me ha explicado Amir, aquí si alguien quiere algo, lo pide, y si no le dejan en paz. Después de eso me he ido a un café del que me habló ayer. Una enorme terraza a la sombra y bordeada por una arboleda, muy cerca del zoo (casi-zoo, en plan la casa de fieras del retiro). He estudiado en menos de tres horas más que en tres días en Tánger. Hasta me ha interesado la "Introducción al Derecho Procesal". Luego he llegado a keli, he leido un poco más y ha llegado la hora de la comida. Tiene dos ventajas, que su vieja cocina mejor que yo, y que su vieja no soy yo, por tanto, no me toca cocinar. Una movida con patatas, pescado, especias, etc...acompañado por un platito de una ensalada muy rica y otro platito con un poco de pisto aún mejor. Ahora escribo porque después de comer he estudiado un rato más y ya me parece demasiado por hoy, y cuando vuelva el Amir me va a llevar a dar un voltio para que vea cuanto safa esta ciudad. Ya os contaré.

09-5-06
Cómo sé que en este café me cunde mucho y no me voy a viciar a tonterias con el ordena porque estoy tirando de batería, pues a ver si acabo el árticulo, y está tarde buscaré un ciber donde me dejen enchufar el ordena. Bueno, retomo desde ayer donde lo dejé.
Salí con el Amir a buscar a su amigo Zacarías, uno de sus mejores amigos de la infancia. Tuvimos que acabar subiendo a su keli porque el tío no bajaba. Unas escaleras estrechísimas, una puerta enana, y una choza mucho más grande de lo que esperaba. Un salón enorme alfombrado, otra sala de la tele donde estaba su padre, su madre (o nueva mujer de su padre) y sus tres pequeños hermanos. Fuimos a dar un voltio a las partes guapas de la ciudad; la antigua muralla de Mulay Ismail, el palacio donde vive la madre del rey (aunque supuestamente no lo sabe nadie, pero vamos, es como las cosas del rey en España, que todo el mundo sabe lo de Bárbara Rey y lo de la Infanta Elena). Todo guapísimo, algún día me compraré una cámara de fotos y podreis ver lo que mola esto, si no, a lo mejor me compro una postal. Nos comimos un bocata por ahí, nos encontramos con coleguillas....Después volvimos a keli del Azdin y apareció un menda que se piraba mañana a Castillejo, colega de Zacarías, y Pedro, el sobrino de Amir, que es colega suyo y además es un año mayor que él. En realidad no se llama Pedro, pero su nombre suena parecido y le llaman así. Decidimos ir a pillar. El tema es que lo bueno estaba lejos, y querían ir en mi buga, pero mi buga, después de haber pasado 2 horas de mecánico y haberme gastado 4 pavos, se calentaba y andaba jodiendo. Esta mañana lo ha dejado Amir en el mecánico de ayer para que deje lo que estaba bien otra vez como estaba. Bueno, el caso es que a pillar fue el Pedro en taxi, y los demás nos quedamos en unas escaleras por ahí de guays con unos colegas del Amir que también estaban por ahí y de vez en cuando hacían jocosos comentarios sobre Rabí (que no está pero también es de su banda, aunque parece que algo le atrapa en Kenifra). Cuando volvió Pedro fuimos al lugar de fumar. Unos recres, pero unos auténticos recres de fumeta. Había botellas de agua por ahí, sonaba todo el rato AshKein(los raperos estos de Meknes que lo dan todo), y anda todo el mundo fumando o rustiendo. Nos echamos un billar y unos cuantos futbolines. Yo era el peor al futbolín, y eso que antes les insistí en que era un invento español, concretamente de un gallego llamado Aleixander de Fisterra (porque era de Finisterre, no porque se apellidase así). Como excusa cabe decir que era un futbolín jancho de plástico de estos que tienen en el extranjero que son una ful, y que jugaban con guarras y con remolino. Lo de sin medias al menos lo conocían. Luego llegamos a casa del Amir y parece ser que la lió un poco con su vieja, yo me fui a lavar un poco (ahora me detengo más en lo de mi olor corporal) y tiré un espejo, luego Amir se fue a aparcar la furgoneta y su vieja em, pezó a rayar con su paradero, pero vamos, yo como no hablo árabe, me desentendí completamente, y hoy sigo pensando que es lo mejor que pude hacer. Esta mañana me he levantado a las 10, otro rico desayuno, y su familia de buen rollo otra vez.

MI OLOR CORPORAL
Imaginaos un menda que lleva 3 días usando un bañador, siempre el mismo, como calzones y encima la mayor parte del tiempo unos pantalones encima que le hacen sudar mazo porque son de invierno, lleva esos 3 días por ahí con un calorazo que te cagas, con unas zapatillas viejonchas y sin calcetines, y además con la misma camisa y el primer día se olvidó echarse desodorante. Ahora metete a dormir a una habitación con él.
Pedro ayer se debía de estar cagando en todo. El Amir no porque andaba parecido, aunque había llevado a planchar su camisa. A partir de un momento dado (cuando me tapé) empezó a ser bastante duro para mí. La cara y los antebrazos que me había lavado un poco con agua empezaban a estar bastante pegajosos, el pelo ni comento, y el olor....no creo que haya habido mucha gente que haya olido como huelo yo ahora desde el siglo XIV durante la peste negra en Venecia. Por suerte mi ropa ya está en la lavadora y con lo primero que se seque pienso ir esta tarde al hamám (baños, para quien no siga habitualmente el blog).

LA FAMILIA DE AMIR, 1 A 1
-SU VIEJO: Nunca mejor dicho, porque es viejísimo, nació en 1914, así que yo le cuento 91 o 92 años. Porque el mes creo que no lo sabe ni él. En su DNI pone que nació en 1914, sin más datos. Ahora más que el padre en la casa parece el bisabuelo que tienen por ahí viviendo. Se levanta, pasea por ahí, oye la radio, ve el futbol, y se parte la caja con mazo de movidas. A su edad, y habiendo vivido el siglo XX casi entero en esta mierda de país no se va a andar preocupando por cualquier mierdez, como que haya dos habitaciones de su keli a las que haya que arreglar el techo urgentemente para que no se derrumbe. La maison sigue siendo enorme sin esas dos habitaciones. A ver si aprendo árabe rápido el año que viene antes de que palme y me cuenta la historia de Marruecos, desde la guerra contra los colonos hasta la subida al trono del Mohammed VI en primera persona.
-SU VIEJA: Mucho menos vieja, aunque ya tiene una edad. Parece bastante gruñona, pero a mi me cuida como si fuera mi abuela. Me ceba a las horas de comer, y a veces hasta sonríe cuando me muestro educado. Es la tercera mujer del viejo de Amir, pero no es que sea polígamo, es que se quedó viudo dos veces. La primera mujer le dió 6 hijos, la segunda murió en el parto del primero, y la madre de Amir le ha dado otros 6, Amir el último, que por eso le saca 68 años.
-SU HERMANA, LA KE VIVE EN KELI: Es poco mayor que el Amir, pero tengo poco que contar de ella, sólo está en casa por la noche y no habla mucho.
-SU PEQUEÑA PRIMA: No tengo claro de quien es hija, pero vive con sus abuelos, y en vez de ir al colegio, con sus entre 9 y 14 años (me resulta difícil precisar con los jóvenes) se dedica a ayudar en keli. No me parece del todo bien (nada bien incluso), pero tampoco soy nadie para meterme en eso.
-EL PEQUEÑO TIO HASSAN: Es hermano por parte de padre del viejo de Amir. Es lo más curioso de la casa, un viejuno de 70 y pico, de 1'50 de alto, con los pies negros, que pasea por ahí cual Ewok casero. Come duerme, sale a la calle, y ocupa su habitación perdida en la inmensidad de la keli. Vive con ellos desde que Amir tiene memoria por lo menos, y no sé si tiene algún problema mental o solo es un viejuno colgao que habla en un idioma que no entiendo.

Y bueno, tengo más historias de Meknes que contar, pero espero publicar esto hoy y dejarlo para otro artículo, que si no este se hace muy largo.
Slama
P.D: Mañana, con un poco de suerte "¡Todos los hintxas!"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres