Blogia
El blog del Santi

Y al día siguiente conocí a otro

30-3-06
Dándolo todo en el ferry. Me encanta viajar en barco, estoy deseando hacer el viaje a Francia solo para volver en el ferry desde Sète durante 36 horas. Publicaré esto mañana o pasado para no joder la sorpresa a los del Extremúsika. Tánger visto desde el mar gana mucho. Te da el viento, y te sientes un poco menos nacido fuera de tiempo. Ya lo dije cuando hablé del corazón de las tinieblas. Hoy en día las selvas del Congo siguen teniendo muchos misterios, pero hay ya mucha gente en ello y no se la juegan tanto como antes. Es muy difícil que se hunda un barco como el Lord Jim, aunque hace poco en el Mar Rojo se hundió uno y fue bastante parecido al naufragio del libro. Anoche vi en TVE Internacional a los moros de Melilla cagándose en el puto Estado Español, con mucha más razón que cualquier independentista. No pedían más putos privilegios ni respeto que ya tienen a patrimonios culturales que tampoco son para tanto. Simplemente decían que no les molaba un pelo que en las afueras de su barrio les pongan unas rejas al más puro estilo carcelario que les hagan tener que hacer mil movidas para ver a sus familiares en Nador. A ver si voy para allá. Ayer el tío de Azdin me dio su dirección, y puedo ir a Alhucemas cuando quiera. El Marruecos mediterráneo lo tiene que dar todo.
Otra vez en el puerto de Algeciras, un Policía Nacional majo, los de la frontera suelen serlo, mucho mejor que los que se ven por Madrid. Además de mirarme el pasaporte me ha resuelto una duda que tenía yo hace tiempo: ¿Cómo viajan los apátridas? Me ha dicho que se joden y no viajan, o no cruzan puestos fronterizos, que en Algeciras pasa con los saharauis que aparecen con DNI del 76 del que se les dió pero nunca les renovaron.
Unos mendas muy majos me hacen el billete de autobús para Cáceres y horita y media de espera, a perder el tiempo, una hora más aparte de las 2 que he gastado sólo por cambiar de país, que en Marruecos son listos para algunas cosas, y no se creen el cuento del ahorro de energía con el cambio de hora de verano ni mierdas de esas.
Como me encanta la carretera de Algeciras a Cadiz, no la recorría desde el primer viaje con el Tudela, sin gasolina apenas en el depósito y sin poder mirar. Se ve Marruecos muy muy cerca, en parte por las nubes, estos paisajes son increíbles, no sé si tendreis la suerte de conocerlos.
He conocido a un hombre bastante interesante en el autobús. Es rifeño también, para variar. Habla 9 idiomas (y está aprendiendo rumano) y dirige una empresa de turismo en Gibraltar. Pero lo mejor de él no son las flores que se le echen o sus méritos. Sus socios son un judío y un hindú. Es un claro ejemplo de que los problemas no los crean las culturas ni las religiones, sino los gilipollas. En la frontera de Cachemira hindúes y musulmanes se revientan el terreno en "ensayos" nucleares. En Gaza y Cisjordania creo que puedo dar por hecho que sabeis lo que pasa con judíos y musulmanes.
Por tanto: no es que generalizar esté mal y haya que hacerlo con cuidado. Es que más os vale que no lo hagais delante mío, a menos que sea con animus ioncandi (de cachondeo).
También hay otra historia interesante que contar de él. Algunos piensan que Jorge, Álvaro Kanguro y yo tenemos mucha potra, estamos "tocados" por la hostia que nos dimos y en la que no nos pasó nada.
Él, hace 6 años, fue el único superviviente de un accidente múltiple cerca de Larache, en el que murieron 16 personas, entre ellas su mujer y su hijo. No me adscribo a ninguna religión, ni creo en la figura de Dios tal como se concibe en los monoteísmos, pero achacar esas cosas a la "casualidad" o pensar que todo puede estar bajo la sombra de la ciencia me parece elegir el camino fácil como los calvinistas (cabrones) que creen en la predestinación, o el catolicismo providencialista. Andáte con ojo, no estés seguro de nada. Y bueno, esto no sé si es la primera vez que lo escribo o ya lo he dicho antes. En mi ambiente, sobre todo entre dementes del Ramiro, se tiene a echar la culpa de todo a los judíos (como la mayoría de los marroquíes). Otra vez generalizando. Hay un reducido grupo de judíos con mucho dinero y muchos intereses. Están sobre todo en Israel y Estados Unidos, aunque sus influencias se extienden mucho más allá. Hay un reducido grupo de jeques árabes con mucho dinero y muchos intereses, viven sobre todo en la península Arábiga.
Entre ellos están jugando una partida de ajedrez, a la que invitan sólo a algunos cristianos o ateos muy ricos, y con muchos intereses también. Los peones somos nosotros. Los alfiles son....yo que sé, los estonios, las torres son los de Calahorra y.....basta. No dejes que te digan de que color eres pieza. Y si algún día tienes la oportunidad, jodeles.

Vaya nochecita. Después de esperar en Zafra a cambiar de autobús, llegué a Cáceres con más de una hora de retraso. Encontré un cajero, al fin euros, llevaba todo el día sin blanca, menos mal que mi amiguillo de Gibraltar me invitó a una birra y me dio uno de sus bocatas en Zafra. Chorizo de pavo, lo mejor de la selección "Ibéricos Islámicos", daba bastante el pego como chorizo de verdad. Eso y una chocolatina, ya que según me contó, la fábrica de Nestlé le envía semanalmente un stock de chocolate para él y sus 78 empleados. Es un buen jefe. De hecho un rato antes había despedido a su gran amigo y socio porque éste a su vez había despedido a su trabajador más antiguo, otro judío que no era socio, pero llevaba 11 años con él. La verdad es que debe estar guapo tener tu propia agencia de viajes con 19 años. Ahora ya tiene 30, una nueva novia, y familia en Salamanca. Un placer haberle conocido, espero que le vaya bien.

NI MIEDO NI ASCO, PERO QUE FUL EN CÁCERES
En un taxi pagado a pachas con dos que venían en el bule desde Algeciras llego al recinto ferial donde se celebra el Extremúsika. Ya voy de adoptado con ellos, pero al llegar a la acampada, menuda decepción, en la puerta hay un segurata, me impide el paso y me da una explicación: "Sin entrada o pulsera aquí no entra ni dios, tenemos reservado el derecho de admisión". Le dí la brasa un rato, pero no hubo modo. Comenzaba la operación colarse. Tras una gran vuelta alrededor de la verja, encuentro un punto aparentemente seguro, muevo la mierda de valla esa, y estoy medio dentro. Se abre la puerta de una caseta metálica de obra (módulo se llaman) y sale un menda que me grita. Por piernas. Matado tras un día de 14 horas de viaje -bueno, dos son ficticias por el cambio horario- y bastante matado, me resigno a tirarme en un rincón lo suficientemente apartado, lejos del macrobotellón de las afueras de Cáceres. Me tiro sobre hierba mojada por el relente y a ver si me duermo. El suelo es mazo de incómodo, hace frío y pasan coches bastante cerca cada dos por tres. Después de hora y media de esfuerzos malduermo. A las 8 me he despertado, he visto que el Sol empezaba a calentar un poco el saco, y para un rato que iba a dormir sin morirme de frío, me quedo. A las 10 ya he salido, he preguntado a unos de unas rulots que me han aparacado donde daban café, esperando que me invitasen, que ellos se lo estaban tomando. Putos rancios de mierda cabrones, calvinistas. Al fin en el bar del centro de transportes de Cáceres el más cercano, he consiguido tomarme un café y comer algo, que en todo el día de ayer sólo comí dos bollitos en el ferry y el bocata de chorizo de pavo. Ahora sólo queda esperar a que llegue el Chavi con mi entrada, priva y con él mismo y sus compañeros de coche, para ver a alguien conocido después de más de un mes. Y el domingo encontrar a alguien que me lleve medianamente temprano a Madrid, para coger la BMW de mi padre (me sigue emocionando, esa moto está muy guapa y se supone que no puedo conducirla legalmente hasta septiembre de 2007,¿será por eso que me divierte más?) 200kg de peso, 1000cc, mucho brío. Lo da todo

Slama

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres