Blogia
El blog del Santi

España

Vidas ejemplares II: Alexandru D.

Ciudadano berciano, origen rumano. Tenía 16 años allá por 2004. Ahora tendrá 25. ¡Coño, que viejo me acabo de sentir! Puede haber llegado muy lejos o estar muerto.

Su historia la puedo construir con más detalle, pues le vi a diario durante un mes y medio, y aunque en su momento habría preferido echarme las siestas que interrumpió, hoy al menos puedo decir que me sirve para meter otra chapa aquí.

También fue en el verano de las "bases de acampada", también en Vega de Valcarce, en el camino de Santiago.

Nunca llegué a enterarme de como llegó allí de la mano de su madre desde su Bucarest natal. Sé que su madre estaba enredada, en plan formal aunque no sé si casada, con un paisano de la zona. Y que Alexandru tenía "primos" que le incluían en sus actividades lúdico festivas.

Pero empecemos por el principio. Nació en Bucarest en 1988, y según me contó, creerlo o no allá cada uno, tenía alguna imagen grabada de la caída del comunismo y el asesinato (ajusticiamiento) de Ceaușescu, aunque no tenía 2 años cuando le mataron. Quien sabe si lo vio en la tele después.

No sería fiel a la verdad decir que era amado y odiado a partes iguales. En general era más odiado. Despreciado quizá exprese mejor el ánimo de gran parte de la juventud hacia él. Pero con cariño. Su actitud de mafioso del Este no debía ayudar mucho en una pequeña y tranquila comunidad  donde la mafia se situaba lejos. Concretamente en las montañas de los Ancares desde donde se distribuía la coca que llegaba de Galicia por toda la región y parte del extranjero.

Sé que me voy a dejar muchas cosas en el tintero, pero es que cuanto más completa es una historia, más difícil es de estructurar (según estoy descubriendo ahora mismo), así que trataré de ilustrar su proceder y sus circunstancias con dos anécdotas que recuerdo con mejor detalle.

 

1.- Me encontraba sentado en la orilla del río viendo el césped crecer con el único hospitalero y amigo que me acompañaba en aquel momento, hoy poco más que un recuerdo y alguna novedad en Facebook, cuando vimos pasar por la orilla de enfrente al Sr. Alexandru con 48 latas de cerveza, en dos packs de 24 (hay detalles que nunca se olvidan).

- ¡Rumano! ¿Dónde vas con eso?

- Me las voy a beber todas, que estoy muy rayado. (Imprescindible ponerle acento berciano. En caso de no conocerlo, úsese gallego)

- ¿Y qué te pasó Rumano? (A nosotros se nos puede poner también acento berciano, nos integramos bien)

- Pues que anoche me llevaron mis primos a putas a Barjas -en verdad dijo un pueblo al otro lado del Cebreiro, ya en Lugo- y me fui con una brasileña, pero como duré 30 segundos pues nos quedamos hablando, por no salir y quedar mal con mis primos y sus amigos. Y creo que me he enamorado. Tengo que pensar como la saco del club, que está muy jodida y ella quiere cambiar de vida.

Y como le encantaba que los planes salieran bien, pensó en pensar mientras intentaba beberse 48 latas de cerveza. Esa era su lógica.

Al día siguiente, o al otro, se enteró de que la puta estaba contenta en el club (Disney Pirata), y que se había estado riendo de él mientras comentaba los SMS que envíaba el Rumano declarando su amor con las compañeras de oficio y empresa.

No es de extrañar pues que el Rumano no quisiera ir haciéndose íntimo de nadie en la zona, visto lo sucedido cuando abrió su corazón.

 

Después llegaron las fiestas de San Roque, y con ellas la segunda anécdota, en este caso prueba del carácter intrépido y emprendedor del de Bucarest (gracias periodismo deportivo).

Al ser un pueblo pequeño, no había peñas propiamente dichas. Simplemente un grupo de jóvenes se organizaba para hacerse con un local y proveerlo de alcohol. Ese año se encargaba la Nina (hospitalera del albergue de peregrinos), su primo el Nin y otros de su grupo, pertenecientes a la generación anterior al Rumano -es decir, que tenían 5 años más que él de media, no que pudieran ser sus padres- y a él no le dejaron participar.

Un chaval normal habría pasado del tema, pero no Alexandru. El decidió hacer la competencia, y que ese año hubiera dos sitios a los que ir a ponerse ciego. Y además el montó el suyo con casinos y con furcias -juegos de azar y mujerzuelas, por si algún día me lee algún latino-. Bueno, para el casino no le quedó espacio, pero su ingenio y agudeza empresarial quedaron retratadas.

Hoy día la tendencia es a la externalización y a la división funcional, que os lo diga cualquiera de ADE. Alexandru, revolucionario, optó por la internalización y acumulación funcional. Dejando a un lado el lenguaje "técnico" -que no lo es tanto porque me lo acabo de inventar- lo explico con el ejemplo:

- Si contratas a una camarera y a una puta, tienes que pagar a la camarera y llegar a un acuerdo con la puta. Empresario moderno externalizador.

- Si pones a la puta de camarera hasta las 3 de la mañana en la que se sube a ejercer las labores propias de su formación profesional (a follarse a gente por dinero, vamos), a cambio de un porcentaje, te ahorras un sueldo y negociar con más gente.

Voy a ir publicando ya a sabiendas de que esto es una mierda, y según me vaya recordando la gente anécdotas, tenga más tiempo y me acuerde yo solo, voy editando. Y poniendo una despedida digna.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vidas Ejemplares I: Luis S.P (o P.S, la noche me confunde)

Aviso: Este relato está construido a base de los retales que mi memoria conserva de una narración oral, que ya de por sí estaba hecha de los retales que conservaba en su memoria el narrador. Y era la historia de su propia vida.

Fue una narración desestructurada y discontinua, a veces una entrevista, pues nosotros le preguntábamos y a él le gustaba hablar.

Antes una pequeña introducción para ponernos en contexto. Si bien no soy protagonista, pasé un día por la vida del que lo es, y es de toda esa vida el día que mejor recuerdo.

El día que inauguramos la acampada tuvimos sólo 3 peregrinos, y para celebrarlo decidimos hacer una barbacoa. Lástima que dos de los peregrinos (un 66,7%) fueran veganos australianos y se ofendieran un poco, pero bueno, a más panceta tocamos.

El tercer peregrino era español, aparentaba unos 60 años, no medía más de 1,70, enjuto (si es que enjuto significa flacucho pero fibroso, bien compactao), de piel morena y muy curtida, pelo blanco, pero no como la nieve, solo como más canoso que gris. Vestía sandalias, pantalones cortos y camiseta con las mangas chapuceramente cortadas, como tantos otros peregrinos, tenía acento gitano y sí veía con buenos ojos lo de la barbacoa. De lo que nos contó, y de lo que me contó a mí sólo, a lo largo de esa tarde y esa noche, está reconstruida la historia de su vida.

 

Luis S.P era de un pueblo de Teruel, pero no sabemos si sus padres le querían o le pegaban, o si le querían y le pegaban. Podemos aventurar que la primera comunión la hizo con resaca, y podemos asegurar que dijo que a los 13 años ya estaba sacando cobre en una mina de las que hay por allí.

Por raro que parezca hoy en día, haber encontrado trabajo tan joven no colmaba sus anhelos para con la vida y la carrera, así que dejó la mina, y fue dando tumbos durante muchos años, pasando temporadas en Andalucía, Cataluña y Aragón principalmente.

Y por el camino fue dejando su firma, en forma de hijos. Dieciseis con siete mujeres distintas, según decía. Unas gitanas y otras payas. Pero él, que era payo, tal como nos confirmó cuando le preguntamos sorprendidos (por el acento) si no era gitano, podía resolver estos asuntos hablando directamente con el patriarca, pues así se lo permitía su reputación, ya fuera en Huesca, Lérida o Gerona.

Nunca quedó claro cuál era su profesión, aunque no sería muy osado decir que su currículum vitae era el de una persona con competencias multidisciplinares.

A veces pegaba el palo con su navaja de 7 dedos de largo (que sin embargo no gustaba de usar en "estos caminos de Dios", por más que en muchos pueblos no hubiera cajero), y muchas veces trapicheaba. Seguramente

Pero ahora ya no se drogaba. Tenía una pastilla para quitarse el mono, que decía le daba una modorra tremenda y le mandaba a la cama enseguida, y que se tomaría después de cenar. Acabamos de cenar a las 23:00, y a las 02:30 yo ya estaba planteándome demandar al fabricante por mentir con los efectos secundarios.

Porque decidimos hacer un turno de guardia para que hubiera alguien despierto mientras el estuviera despierto. Llamadnos paranoicos.

Me tocó a mí arroparle y darle un besito en la frente cuando se fuera a la cama, y al Talibán prepararle el café. Por cierto, ¿qué relación puede haber entre ser vegano y australiano y rechazar un café calentito por la mañana en una fría mañana berciana?.

Durante esa guardia, compartí con él lo que quedaba del vino que habíamos comprado para la cena, porque Luis si cenaba sin vino no estaba tranquilo, y para nosotros la tranquilidad de los peregrinos era lo primero, más aún la de peregrinos que usaban habilmente navajas de tamaño respetable.

Hicimos también torrijas con el vino, y sal en vez de azúcar, detalle del que Luis ni siquiera se percató. O es que ya las había hecho con sal cuando vivió unos días con unos traficantes de heroína negros en un piso de Lérida.

Era también un hombre que cuando se enamoraba lo daba todo. Como aquella vez que vio que la chica con la que andaba no controlaba nada con el jaco, que decidió llevársela a los Pirineos en verano y tenerla atada a un árbol 30 días con una cadena, llevándola de comer -hay partes más creíbles y menos creíbles de la historia de su vida, yo no sé donde encuadrar esta.

¿Y qué pasa con sus 16 hijos? Pues que él sólo se estaba encargando de críar a uno, El Trempanillo, que estaba haciendo el Camino con él. Lo que pasa es que El Trempanillo no durmió con él en Vega de Valcarce, porque el día anterior en Ponferrada habían tenido una fuerte discusión, de la cual procedo a realizar una transcripción de todo menos literal:

- Trempanillo hijo, imagino que ya has probado los placeres de la carne, y como aquel que lo ha probado siempre quiere repetir, y no pudiendo obviar que llevamos bastantes días de mucho caminar y poco disfrutar, te propongo nos dirijamos a un local de alterne, a alternar con las putas que en él encontremos.

- Estimado Padre, por más que me honre su generosidad y su preocupación por mí salud sexual, esta noche mi ánimo se siente más inclinado a regodearse en los placeres del espíritu, así pues, iré a disfrutar de buena música, no sin antes transportar mi mente a un estado de mayor receptividad.

- Oh, Trempanillo, no me parece buena idea, lamento discrepar. Para evitar mayores roces y desavenencias en nuestra estrecha convivencia, propongo que la etapa de mañana la realicemos por separado.

- Así sea Padre.

Resumen: Luis se quería llevar a su hijo de putas pero el prefería ir a una discoteca a empastillarse. A Luis le preocupaba la relación de su hijo con las drogas, razón por la cual le compraba él los porros para "que no pillase mierda".

Si puedo sin embargo transcribir literalmente un fragmento de conversación telefónica de la que fui testigo entre padre e hijo, imaginando lo que respondía El Trempanillo a las preguntas de su padre:

- Hijo, ¿te has tomado el zumo?

- No

- Pues te jodes. ¿Y te has tomado la leche?

- No

- Pues te jodes otra vez

 

En fin, desde este blog deseo a Luis y al Trempanillo que la vida se haya deshecho en parabienes paraconellos, y que sigan siendo ejemplo de amor paternofilial y buen hacer allá adónde vayan.

Ah, Luis tenía en realidad 43 años por aquel entonces, lo que me viene que ni pintado para la cita del día

"La droga es mala"

Anónimo (sí, el mismo que escribió el Lazarillo de Tormes)

Editado 08/05: Me han recordado por ahí que también fue legionario. Lo que no tengo claro es si el había olvidado casi todo lo referente a esa etapa de su vida, o que yo no me acuerdo de lo que me contara. Si alguien puede rellenar algo más este hueco de biografía, a su disposición tiene los comentarios.

Piensa McLane

He conseguido hacer el resumen trampeando un poco, cuadrando cálculos de la única forma que te deja el defectuoso programa de hacienda.

 

Aquí podeis ver como me he sentido:

 

http://www.youtube.com/watch?v=kSq42nPjnE0

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Modelo 390

Ha sido un finde largo, con mucho curro, y una sobrina resistiéndose a nacer. Por eso no hubo actualización. Esta semana pensaba tomármelo con más calma, o por lo menos no estar a las 12 menos cuarto de la noche trabajando.

Pero mira por donde que mañana 30 vence el plazo para presentar el modelo 390 en hacienda.

¿Qué es el modelo 390? Es el resumen anual del IVA. "Ah pues vale direis", pero lo que muchos no sabeis, es que aparte llevo todo el 2012 haciendo el modelo 303, la declaración trimestral.

A lo mejor esto a algunos os lleva a pensar "Pues suma o resta lo que te den esas y ya está". Pues no, resulta que hay que bajarse un programa hecho con el culo, cuyo funcionamiento tienes que imaginarte una vez hayas leido el manual de 25 páginas, y luego rellenar muchas más casillas que en las 4 trimestrales juntas.

Yo intento ser legal, y eso que me sale a pagar muy poco porque tal como va el país (y no será por mi culpa) gano casi lo mismo que gasto. Pero vamos, tengo un amigo que defrauda, trabaja todo lo que puede en negro y está tan apurado como yo, y le entiendo.

Lo de pagar impuestos está bien en principio, hay que pagar infraestructuras y servicios, pero la verdad es que cuando ves en que se lo gastan...

Bueno, no me voy a explayar con este tema, no es interesante y no tengo mucho tiempo.

Además, una imagen vale más que mil palabras

 

Dos imágenes valen más que dos mil palabras. Y son imágenes porque después de escribirlo en un folio lo he escaneado en jpg y retocado con el Paint.

 

A lo largo de la semana intentaré volver a la carga con más recetas y anécdotas basadas en hechos reales, que sucedieron en territorio nacional pero son igual de chanantes que las de Marruecos y Siria, si no más.

 

PD: Del PSOE no digo nada porque no creo que vuelvan a oler nada que se parezca a gobernar jamás, y me alegro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres