Blogia
El blog del Santi

Mira mira, lo que pasó en Palmira

Mira mira, lo que pasó en Palmira

14 de octubre de 2007

 

Bueno, me lo estoy tomando con calma. Es por culpa de un puto juego que me trajo el Álvaro. Cuando tengo tiempo libre en vez de escribir juego al Battle for Wesnoth. Pero vamos, me estoy quitando. Y como por aquí no hay mucha novedad, más que el que lo del Sida nunca abre o nunca me dejan hacerme las pruebas, mañana es mi último día para conseguirlo, aunque a estas horas ya me da igual, y como lo prometido es deuda, hoy toca el primer viaje

 

PALMIRA

Primer madrugón, aunque moderado para ser el primero, y a por el bule. Tras un rato de investigación descubrimos que aquí Palmira no se llama Palmira, sino Tadmor, y encontramos un bule que nos lleva a cada uno por pavo y medio, que no está mal para más de 200 km. de viaje, 200 km. de putísimo desierto, y nos dejan tirados en medio de una calle, y sin tiempo casi para encendernos el fiti una bandada de aguilillas empieza a revolotear a nuestro alrdedor “Taxi taxi taxi, taxi Palmira”. Salimos corriendo a un recinto de mierda con pinta de estación que había a pocos metros, sólo para descubrir que dentro había más taxistas, taxistas a mansalva, como los pájaros de Hitchcok pero estos no se estaban quietos mirando amenazadores. Al final no nos quedó otra que meternos en la frago del Zacarías, porque se parecía al moro cabrón de Indiana Jones.

 

Hay que reconocer que está muuy guapo Palmira, unas ruinacas romanas muy serias y un oasis grande de cojones. Un sitio turístico ideal para montar mazo de chiringuitos, pero parece ser que a ellos no se les ha ocurrido, y si no te llevas agua te jodes porque allí no hay donde conseguirla. Bien entonces, sin agua y con madalenas nos tiramos recorriéndonos ese puto desierto con ruinas y tumbas unas tres horas, sin ver más que al Japonés Errante, lagartos, y un niño que llevaba una rueda enganchada a un palo que empezaba pidiendo bolis y cosas así para dar pena y luego te intentaba sablar. Hábil, todo hay que decirlo. Pasando de taxis emprendimos el retorno a la ciudad habitada para comer, que a nosotros nadie nos obliga a hacer ramadán y ya eran casi las 5. Nos metimos en el oasis, y así de repente apareció un hombre en una bici sin pedales ni frenos. Era Alá, se llamaba así. Nos sacó del camino y guiándonos entre palmeras y frutales nos sentó en un claro en el bosque. Le pedimos agua, pues estábamos muertos de sed, y desapareció un par de minutos, volviendo con dátiles y granadas que la verdad todavía les quedaba un poco para madurar. Ahí nos tuvo como media hora disimulando nuestra cara de asco al comernos las granadas (rumanas en árabe) que estaban más ácidas que el copón y tratando de comunicarse con nosotros. Nos contó algo de una boda, y  que no tenía camisa, iba con un chándal de yonki. A lo mejor es que se casaba en un rato y no tenía más que eso. Le habríamos regalado una camiseta, pero como no teníamos se tuvo que conformar con sablarnos 200 libras. Tras despedirnos continuamos nuestro camino hacia el pueblo, pero como no lo conocíamos acabamos saltando muros por huertos, hasta que de repente un huerto ya no era solo un huerto, sino el jardín de una casa. Al oir gritos a nuestras espaldas nos apresuramos a buscar una salida y encontramos una puerta que como milagrosamente, llevaba repentinamente a la civilización. Bueno, conformémonos con decir “a la calle”. Compramos una botella de agua y pillamos un taxi de los de allí, que son todos mercedes viejos viejos, como el de mi viejo, y luego el bule, vamos que no hay más que contar. Espero que os haya parecido suficiente el relato.

En el próximo episodio: MALUULA

 

FRASECILLA DEL DÍA:

“Cualquiera que sea la profesión de fe que hagamos, cualquiera que sea el culto exterior que practiquemos, si no estamos convencidos en nuestra mente de que la una es verdad y el otro agradable a Dios, tal profesión y tal práctica, lejos de ser un avance, constituirán un gran obstáculo para nuestra salvación”

John Locke (un inglés de finales del s. XVII, no el paralítico de PERDIDOS). También dijo muchas otras cosas, en general relacionadas con política, pero si os interesa… http://www.usaelputogoogle.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Rian -

Toma querido, he arreglado la fotuna con la que has ilustrado esta entrada: http://www.4shared.com/file/26512084/781f8eab/DSC03133_3_copy.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Rian -

A mi esas granadas me supieron a gloria.... Su acidez me pareció encantadora.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres