Blogia
El blog del Santi

Mañana mismo me pongo en serio

23-4-06
LAS 25 HORAS EN LAS QUE NO COMÍ, PERO HICE MUCHAS OTRAS COSAS
Otra vez en Tánger. Como viajo. ¿Ayer era sábado? Salí el sábado a la hora de comer, entre circular por Madrid con granizo y pagarle al Ruwen su ayuda en mis negocios con el Gitano. Atascazo en la M-40 y luego a tirar. Echo gasolina entre Pinto y Valdemoro (de verdad), y pego del tirón hasta Granada. Conozco sus tres Campus universitarios. En el último estaba el barrio de la Elvira. Al fin la conozco. Me lleva a la keli que comparte con otras tres pivas pero una no está. Quedaban la Nuria y la MariLola. Todo muy parecido a Madrid, pero muy diferente. Me estoy convirtiendo en un especialista en apañármelas en compañías extrañas. No hostiles, pero extrañas. No conocía a ninguna de las tres, podrían ser majas o no, pero el caso es que en ese momento no las conocía. Me pasa mucho ultimamente. Y no me quejo. Los de toda la vida siguen siendo los de toda la vida, pero no me canso de conocer gente nueva.
Tras haber cenado cosas del Sprint con el Álvaro y el Ion, desayuné un café, y mi padre me dio media botella de más café con leche. Cuando llegué a casa de Elvira era lo único que había tomado en todo el día. No comí nada. Nos fuimos "de recicle". Seguramente hayais visto algún reportaje, habreis oido hablar, pero seguro que pocos lo haceis. No consiste en tirar los envases al amarillo, el vidrio al verde....consiste en sacar lo que sobra en los contenedores, es decir, cosas que no tendrían porqué estar en la basura. Plátanos, con sus cáscaras que los protegen de la broza, lechugas de esas que vienen envueltas en plástico, y según me han contado, a veces bastantes conservas guapas y embutidos envasados que no están caducados pero sobran en el stock. Manda huevos que se tire todo eso cada día. Pero hay mujeres que ya están hartas y han decidido empuñar sus sacas. Y hombres también, que había un viejuno por ahí que decían era todo un experto en encontrar lo más guapo del menú del contenedor.
Volvimos a su keli y no cené. Nos fuimos a una chupitería. Muchos chupitos por poco dinero, aunque fueran de estos de colores. Con el perro no pudimos entrar en el Planta Baja, así que lo dejamos en keli con Nuria, que quería quedarse. Y fuimos al Tren. Costaba 7 pavos entrar, pero Elvira y MariLola conocían al portero y al final no pagué ni yo. Me moló el garito. Imaginaos el Nueva Visión en enorme, pudiendo moverse, pero con la misma música. Luego fue un dj. Pinchaba nosequé, aunque la verdad es que es unánime la opinión de que la tostó un poco. Además en esos momentos empezó a notarse que llevaba 25 horas sin comer, y la birra y los petas empezaron a causar estragos. Me salí fuera. Eché una gran raba. Me senté en la frago. Apareció la MariLola, que no encontraba a la Elvira que se había ido a aguilear un pey (Tali's style), y que venía a ver que tal estaba. Jodido estaba, pero tampoco era plan de joderles la noche, así que hice un esfuerzo y volví a entrar. Elvira seguía sin aparecer y yo volvía a estar que me caía. Me metí en la frago otra vez y me quedé medio sobao en el asiento de atrás. Me despertaron, nos fumamos un piti, y a keli. Una tostada con jamoncito y aceite me devolvió a la vida. Y la sobada que me pegué más aún. Me levanté a las 13:30, así que comer en Algeciras ni de palo. Acabé saliendo casi a las 3 de la tarde, comí en una estación de servicio y puse fin a lo que fue mi maratoniana jornada de Maxestrella. Jornada de esas en las que conocimiento y sentimientos te entran en dosis mayores a la cantidad diaría recomendada por la Asociación Profesional de Jilipollas de Zamora (APJZ). Descubres lo nuevo que hay en tí y encuentras en el mundo algo que no te habías pispado de que estaba ante tu cara. Y me piro al Azima, cuando vuelva todo lo que he conseguido empezar a profundizar volverá a convertirse en anecdotuchas, a joderse.
En la que sacaba pelas, me encuentro un menda, que me pregunta que si no me acuerdo de él. Antes de que le responda que no, pensando en hace un mes, se me adelanta y me dice que ayer me selló el pasaporte, que trabaja en aduanas, y que si le puedo acercar al cuartel. Le acerco y de paso me informo de las pescas necesarias para vender un coche legalmente. Y de paso me lo he comprado, como en el videojuego de El Padrino, ya tengo sobornado a un agente de aduanas. Y su número de teléfono en caso de dudas o problemas, a ver si le saco partido.
Y que apaño la fragoneta, que con la compra gorda que he hecho no podría haber venido andando ni de palo. Vuelvo a entrar de lleno en el mundillo.
Y nada, esto para decir que he vuelto, ya os contaré más ¿mañana?

P.D: Me hago un té, quedaba menta en keli. Me sigue saliendo bien. Un plato de aceite con quesitos y un paquete de Marquise recién abierto. Que gusto fumar y no quedarte impotente mientras te da un infarto te sale un tumor, jodes a un niño, dañas a tu feto y no haces caso a tu médico y tu farmaceútico.  Moroccan way of life.

Publico 10 días después, el pedo en Granada parece pasado lejano, no poco pasa aquí, a ver si saco tiempo y os lo cuento.
Slama
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres