Blogia
El blog del Santi

Esta tarde vi llover, y no estabas tú

17-3-06    

LA AVENTURA DE SU MENTE
Después de haberles acogido en su casa, le acogieron en su todoterreno. Una pequeña mochila, con el saco de dormir, dos mudas, la cartera, el pasaporte, 100€, y 3200 km por delante. Salimos en dirección a Rabat a las 8 de la mañana. Avanzando a la vez que el Sol iba subiendo, vimos como el paisaje iba pasando de parecer la campiña inglesa a la dehesa manchega (la típica dehesa manchega). Por suerte y por desgracia, disfrutamos de los 400km de autopista de Marruecos toda la mañana. Rabat, la verdad es que es de lo menos turístico de Marruecos, una medina antigua, no más especial de cualquiera de las que puedes ver en otra ciudad, y un intento de gran capital europea el resto de la ciudad. Aquí se ven menos chilabas, y gente de más dinero, se ve menos miseria. Comemos allí un poco de lo que se puede, chawarma, que es como llaman aquí al kebab. Y continúar el viaje, ahora sí, por carreteras de las de aquí, curvas, ratos a 40 detrás de camiones hasta que se pueda adelantar...Y el atardecer, mientras seguimos dirección sur, viendo el Sol meterse en el agua, y el Atlas al otro lado recibiendo sus últimos rayos. Ya era de noche cuando llegamos a Essaouira. Esa ciudad si que lo da, se parece más a lo que uno espera del Norte de África cuando ve pelis antiguas.
A buscar una pensión, y mañana, a Al Ayoun, capital del Sáhara.

VA A SER QUE NO: Llevaban el Land Rover petao, y pese a sus buenas intenciones no había modo de que entrase, y pesando 95 kilos como peso, no era plan ir en las rodillas de nadie 1600km. Se marcharo a Ashila a dormir allí para avanzar un poco de camino, no sin darme antes la mochila que me habían preparado mis viejos. Una sartén, antiadherente, se han portado mazo, en mi keli son todas adherentes. Dos escurridores para la fregona, la factura del movil (ha habido suerte, la cobertura vodafone es real, aunque han sido 46 pavos, pero bueno), un Código Civil (viejo), un Código Penal (con las reformas del 2003), y una bolsa con chorizo, salchichón, y jamoncete, regalo de los colegas del todoterreno. Lo coloco todo en keli, y me voy a kickboxing. Recibo mis espinilleras, que ya iba siendo hora, y saludo a la moza que me suriveya(de dónde coño habrá salido esa palabra) que me responde con su sonrisa esa que tan loco me tiene. Sigo corriendo a cambiarme que llego tarde. Hoy ya me cuesta menos aguantar el calentamiento, incluyendo los 15 minutos de correr mientras se hacen otras movidas cansinas. Luego de pareja para practicar técnicas me toca con un motivao, pero bien, porque habla español. De hecho bastantes del gimnasio hablan español mejor que francés, pero muchos siguen pensando que soy francés (¿?) y por eso ven difícil comunicarse conmigo. Se quiere hacer mi amigo y que le de mi número, pero como no tenía boli, queda para otro día. Salgo rápido a ver si está la moza en la puerta para entablar un poco de conversación y despedirme, pero no cato. Por otra parte las 2 chicas bajitas majas que no están buenas y hacen kickboxing también, se despiden un poco mientras tontean y me dicen "saha"(como el delantero del manchester). La piva no está, a ver si el sábado cato y le pregunto que que planes tiene para la noche. A keli a janfar, estrenando mi sarten para refreir un poco los restos de la cena de ayer. Frugal pero sabroso.

¿SE NOS VERÁ DESDE EL ESPACIO?
El clima lleva 2 o 3 días muy raro. El cielo está gris, pero sin embargo llegan los rayos del Sol. Hay bastante luz y no parece que vaya a llover, pero no se ve Tarifa. Por las noches cuando miras al puerto, sus focos iluminan una cortina de vapor de agua aún más espeso que no se mueve de encima del puerto. Durante el día, cubre toda la bahía. Hace suficiente calor como para estar en camiseta en el balcón y con la puerta del mismo abierta, para que la casa se aireé (es decir, para que entre el olor a fritanga de la bocadillería de abajo). Muy extraño todo.

NOCHES DE TELE
Cansado y costreando en keli, después de mi cena, pongo Buenafuente. Vaya, el casting de la churri del Neng. Sigue ahí la sevillana morena que vi el martes en el castin que salía en Sevilla. Ya ese día la elegí como mi candidata. No estaba poco buena, y además era muy guapa. Y sobre todo, había pillado el espíritu, sabía lo que había que hacer. A la hora de declararse al Neng le dijo "quiero compartir contigo todos mis afters", y ahí ya dices "lo tiene, tiene la mierda que necesitan, es el espíritu". El Neng sigue molando de por sí menos que otros personajes de el Eduard Soto (el notario si que lo da), pero saben sacarle juego. Lo de Camacho y el desodorante lo dio todo.

Hoy, para no aburrirme me iré al puerto a ofrecerme de guía a algún grupo de españoles o guiris, para que se entretengan gratis.

¿VES LO QUE PASA LARRY, VES LO QUE PASA CUANDO EL CLIMA ES SOSPECHOSAMENTE EXTRAÑO?
Está claro que hasta el suicidio es mejor que ver a tu lado. Ya he estudiado bastante por hoy y me he acabado el relato de Faulkner que me mandó Jorge (sin pena ni gloria, por debajo de su nivel habitual, pero la parte del perro estaba guapa). Voy a darme el paseo hacia el puerto. Según salgo por el portal veo la acera con manchas de gotas, lo normal cuando lleva 2 minutos chispeando. Tiro a andar hacia el puerto a ver como anda el ambiente por ahí. Cuando llego allí, ya más que chispeo hay llovizna. Voy a subir a la kashba a ver como se ve la llovizna desde allí. Muy guapas mis Adidas multitacos de futbol sala, me están durando bastante, pero para andar sobre adoquín mojado no tiran bien del todo, casi me hostio 4 veces. Arriba en la kashba, salgo al "mirador" a ver el puerto desde arriba y el Estrecho. Vaya, parece que allí más que llovizna ya ha llegado la lluvia. Intento fumarme un fiti, pero cosas de la vida, el único mechero que me he llevado de los 8 que tengo en casa, no tira. Miro el paisaje un rato, no se ven más de 200 metros de mar, luego todo está envuelto en la niebla, que avanza. Ya cubre el puerto, y se cierne (el verbo cernir, toma vocabulario) sobre toda la ciudad. Va a ser que me voy volviendo a keli. Misma aventura de las Adidas, pero ahora cuesta abajo y con los pantalones del chandal que se me caen. La lluvia va pasando gradualmente a chaparrón. Una vez en la medina me da más igual, porque las callejuelas por las que voy son estrechas y cubiertas con lonas. Pero, joven de mí, tengo que recorrer un tramo todavía por el paso marítimo, y ya el chaparrón ni gradual ni hostias, llueve a cántaros. La gente se cobija donde puede, yo quiero cobijarme en keli, pero aún queda. Andando rápido he conseguido llegar antes de que se inhunde la acera en el portal. Ahora estoy en mi keli en calzones, lo único relativamente seco con lo que he llegado, preguntándome como voy a llegar al ciber a publicar esto sin que se moje el ordena.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jorge -

Un alma caritativa acaba de subir el ruido y la furia al emule. Así que pronto tendrás Faulkner del bueno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres