Blogia
El blog del Santi

"La vida es así, ¿qué le vas a hacer?"

11-03-06    
Escritor infatigable yo, empiezo esto nada más volver del ciber de publicar lo de ayer. En España son más de las 12 así que puedo poner fecha del sábado. Si no lo escribo ahora sé que se me va a olvidar.
LOS NIÑOS QUE SE PEGAN EN LA CALLE
Suelen ser de los que durante el día andan pidiendo por ahí y buscando algo que comer en los cubos de basura. Llevan siempre el mismo chandal zarrapastroso "Adidas Barranquillas", como el del moñas, ese de Tele 5 que a mí me hace gracia porque le he visto 3 veces, pero que según dicen cansa bastante rápido. También ellos andan bastante zarrapastrosos, con el pelo sucio y alborotado, la cara llena de mugre y a veces cicatrices que harían morirse de envidia al más curtido legionario. Cuando he salido del ciber eran las 23:15 hora de Tánger. En la misma puerta del ciber había dos niños dándose de hostias (bueno, he visto combates más sangrientos, pero tampoco molaba) mientras otros cuatro miraban, al parecer animando al agresor, odiando al agredido. Eran los 2 combatientes aparentemente de la misma fuerza, pero uno no se defendía, sólo quería evitar la pelea, sobre todo supongo que porque si empezaba a ganar los otros cuatro reequilibrarían las cosas. Deberian estar en casa con su familia, pero a ver si tienen alguna de las 2 cosas. Me hacen acordarme de aquellos reportajes que te mostraban a gente que vivía de recoger la comida envasada y sana que tiraban muchos supermercados por excedente. Aquí los pocos supermercados que hay no tiran nada. Parece ser que en España eran pequeños grupúsculos de inmigrantes necesitados y familias que querían ahorrar(la verdad es que está bien pensado, hay que ser hijoputa para andar tirando comida en buen estado). Aquí es mucha gente, sólo en un radio de 5 manzanas alrededor de mi keli, debe haber unos 30, actúan en pleno día, y buscan cualquier mierda que les libre del hambre, desde luego no van a encontrar maravillosas latas de atún en perfecto estado, ni bolsas de macarrones ni nada de eso. De noche, los adultos suelen tirarse a dormir en cualquier trozo de cesped minimamente aceptable. Los niños se pelean. Quizá porque uno se ha llevado un cacho de pan en vez de compartirlo.
Cuento todo esto porque tampoco quiero que penseis que éste es un país de aguilillas que van por la calle intentando safar para pagarse el DVD con Homecinema o un buen seguro dental. Aquí hay mucha gente que está realmente jodida. Esos mismos niños que buscan en la basura, pasan muchos días colgándose de la parte de atrás de los camiones en pleno bulevar, a ver si consiguen pasar de polizones en el puerto. No suelen catar. Vale que no es un porcentaje muy elevado, la mayoría de la gente sale del paso, y hay bastante ricachón (hachís y turismo sexual, dan bastante dinero según me han contado), pero al lado de sus mercedes aparcados junto a un contenedor, hay alguien hurgándolo para sacar un cacho de pan no demasiado podrido. Y digo, no sé cual será el porcentaje, pero en Madrid te tienes que ir a Pitis o a las barranquillas para ver tanta miseria. En Tánger, basta con bajar las escaleras y salir al portal. Son legión, y si no les ayudamos, sino que les llenamos de carteles y publicidad de lo que molan los aparatejos tecnológicos y los bugas que tenemos en Europa, acabarán entrando todas, por las buenas o por las malas, más bien por las malas, y con más razón que un puto santo. Ahora citaría la carta del indio Seattle éste, pero ya hizo una canción Fe de Ratas, y yo que sé. La tierra no pertenece a nadie, nosotros pertenecemos a la tierra. Lástima que al abandonar los monoteísmos nos estemos olvidando de toda la ¿razón? "sobrenatural?" que existía desde mucho antes de que nosotros nos quisiésemos convertir en Dios (putos Kant y puto Niestzche, y puta Ilustración, y me cago en el s.XIX y su legado). La gente tenía claro que la tierra manda más, aunque puedas talar sus bosques, embalsar sus ríos, llenarla de ciudades. El día que le toquemos demasiado la polla, el Gran Espíritu y todos los espíritus de los ríos, los bosques, las piedras y los animales del día y de la noche nos enviarán a las legiones de hambrientos y tratarán de poner al mando a una especie más responsable (que desde luego espero no sean las cucarachas, mira que es difícil ser peor que el ser humano, y que fácilmente lo han conseguido).

Después de la ración de animismo cristiano-sioux-senegalés:
En lo que viene siendo hoy mismo, pues se me ha pirao todo mazo y me he levantado a las 13:30. Había quedado con Azdin y Ajmir en su keli a las 13. He llegado a las 14 y estaban sobaos. Era de esperar. Se han levantado, nos hemos tomado un té y el imprescindible pan con aceite y quesitos, hemos costreado un rato, y ahora viene lo rico
EL HAMAM
Que viene queriendo decir baños. Los típicos baños árabes de los que tanto ha oído uno hablar, de los que se ven ruinas en Mallorca, en Granada y nosedónde más. A unas horas del día son para hombres, y a otras para mujeres. Al que hemos ido era siempre para hombres. También los hay siempre para mujeres. Ahora, lo que estais esperando, la descripción del asunto en sí.
Como en todos los baños, entras por un pequeño portal como el de una pequeña casa cualquiera, de las del barrio de Msallah, el de Azdin. Recorres un largo y sinuoso (atención, sinuoso, hablo como un escritor de verdad, además el pasillo era realmente sinuoso) pasillo y al cruzar una pequeña puerta, apareces en un enorme vestuario. Te quedas en calzoncillos y dejas la ropa en una taquilla, y con tu cazo y tu jabón, te dispones a entrar. Otra pequeña puerta, y un saloncillo mugriento con gente en calzones afeitándose. La 3º pequeña puerta y entras a una sala con una humedad del 150%(o más) y que está a unos 35 grados. Lo flipas, si eso va a ser así todo el rato, no vas a aguantar la hora, hora y media que se supone que tienes que estar. Pero no, tranquilos, no es así, pasando por un pequeño arco entras a la segunda sala. Ahí ya deben rondar los 50 grados, y la humedad la misma. "¿Nos quedamos aquí, no?". No, otro arco, y la sala donde se llenan los cubos. Más de 60 grados, todo humédisimo. Uno ya está sudando desde que lleva 15 segundos en la 1ª sala. En la del fondo, están los grifos de llenar los cubos (cada uno tiene su cubo). Un grifo de agua fría y otro de agua caliente. Llenas el cubo de agua templada, y te sientas por ahí. Lo primero es sudar un rato. Te sientas sobre el suelo de losas. Luego te tumbas. Eso es mortal, hace un calor de flipar. Luego Ajmir me pasó su jabón marroquí tradicional, te vas untando(¿es con h?) y nada, enjabonao. Luego te empiezas a echar agua y nada, sudando como un pollo. Se costrea un rato más, tirao por el suelo, como todo el mundo alrededor igual, en bañador o en calzones, tú eliges, tirao en el suelo pasando calor, sudando para que la limpieza sea mejor. Yo me temía tener que andar por ahí en bolas (no me resulta cómodo entre desconocidos, y punto), pero no, a ellos tampoco les gusta andar por ahí viendo pollas. Después del calor, la piel muerta se va desprendiendo. Y viene el momento de frotarse la espalda. Y va el Azdin y dice que ponga las manos contra la pared y que el me frota. Miedo, eso suena muy raro, pero bueno, soy más fuerte que él, si hace alguna tontería se caga. Nada más lejos de sus intenciones, me frota un rato con su estropajo de lavarse en hamam, y me toca a mí, y tan tranquilamente. Eso sí, que se te ocurra comentar que eso te parece un poco una mariconada. La persecución a Salman Rushdie* puede parecer un polis y cacos de patio de colegio. Después de una hora y cuarto casi muerto, y habiendo pasado ese efecto de frescor que había antes al pasar de la 3ª sala a la 2ª y de la 2ª a la 1ª, y al borde del desmayo, me salgo de una puta vez. Estoy como nuevo, y ahora entiendo por qué dicen que la ducha en realidad no es lavarse de verdad. ¿Sabeis la de broza que teneis encima? Yo ya no la tengo al menos por una semana. Y lo mejor de todo es que cuesta un pavo(10dh). Luego una naranja y unos fitis en keli de Azdin, y a casita a escribir esto y a estudiar un rato, no sin antes pasar por una tienda a por una antenilla que me permite estar viendo ahora antena 3 decentemente.
Y esta noche "fiesta", me voy con ellos al Solazur, un hotel con discoteca de aquí cerca donde ponen "hipop"(que es como llaman ellos al hip-hop), que para mí que va a ser todo el reggeton, y "música latina" (Juanes es lo mejor de lo mejor dentro de lo que ellos llaman música latina). Mañana os tocará leer lo que allí acontezca, inshal-lá.

Slama.
*Salman Rushdie es un escritor iraní al que se le ocurrió escribir "Versos Satánicos", así en plan anti-Corán. Ahora vive en Estados Unidos y no se acerca a menos de 5mil km de Irán. El ayatolah quiere su cabeza.
También parece tonto el hombre, como el gilipollas danés de las caricaturas de Mahoma(que mal me cae ese pive, lo de las caricaturas me la pela, pero los daneses, y él más, cada día me parecen más racistas y prepotentes, ya me meteré con ellos otro día ya), que mira que hay que ser corto para no vérselo venir.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

mR. tALIER -

Hey tío esto de hacer comentarios si que mola puedo poner mi opinión sobre todo el blog que no he leido, lo siento santi no tengo tanto tiempo y se me pira leerlo todos los días. Bueno no esta mal a mi se me piraria hacerlo casí todos los días pero bueno asi sabemos de ti y de tus aventurillas con esos personajos que te encuentars por tu camino. Bueno que ya escribire más ahi comentando que hoy no estoy inspirado
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Jorge -

La comida que sobra en los supermercados españoles, cuando no se tira, se revende en Marruecos. Es fácil encontrar en Tánger productos de marca Eroski con el logotipo de hace un par de años.
Cuando estaba viviendo en casa de Santi bajé a tirar las dos o tres bolsas de basura acumuladas en su cocina. Mientras las depositaba en el cubo, ya había dos o tres personas viendo lo que podían aprovechar en nuestra basura.

García Lorca dijo: "Hay cosas encerradas dentro de los muros que si salieran de pronto a la calle y gritaran, llenarían el mundo." Y bueno ahora Santi dice algo parecido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres